Cuida tus gafas como a tus ojos

Nada de cristales arañados y armazones flojos. Las gafas son como asistentes para tu vista y debes darles el mantenimiento adecuado para que permanezcan como nuevas el mayor tiempo posible.

“Hay que limpiarlas en húmedo y con productos de óptica, no con otros hechos para la limpieza del hogar que son corrosivos y estropean las lentes. Al final, una lente estropeada hace que la gente fuerce la vista”.